7 cosas que necesitas saber del nuevo BMW M4 GTS

BMW decide que el M4 no es suficiente y finalmente, nos entrega a un sobrevitaminado bólido enfocado en circuitos de carreras. Las siglas GTS incrustadas en su carrocería nos dicen todo.

Como podrán recordar, este coche fue presentado hace unos meses en Pebble Beach 2015 como concepto, pero ahora, después de la aprobación de los directivos de proyectos de BMW, podremos verlo rodando como vehículo de serie en diversos tipos de pavimento, aunque sin duda despuntará en donde se encuentre con rectas, curvas y lavaderos.

Dada la trascendencia de este M4 para los entusiastas, hemos decidido crear este contenido con las siete cosas más importantes de su nueva estructura deportiva. ¡A disfrutar!

Sólo se fabricarán 700 piezas

Este M4 GTS representa más que la versión de pista del coupé mediano de Múnich. Estamos frente a una edición especial que monta cuantiosos elementos bajo la misma premisa y entrega a sus ocupantes sensaciones de manejo muy cercanas a las de un vehículo de competencia.

BMW terminará su producción cuando la carrocería número 700 salga de la línea de montaje, esto con el objetivo de darle un toque de exclusividad.

Deshecha peso

Para la fabricación de la carrocería, la división M de la bávara hace uso de materiales ligeros como los plásticos reforzados en fibra de carbono colocados en el cofre, techo, defensa delantera y alerón trasero. En este último además, encontramos regulación de altura y soportes con aluminio fresado para mantenerlo firme en altas velocidades.

Por dentro se sigue la misma ideología y ahora elimina los asientos traseros propios del M4, rellenando este espacio con polímeros de fibrillas de carbono y piel Alcántara. Asimismo, su sistema de escape de nueva factura incluye un novedoso silenciador cruzado en titanio, con el cual se logra reducir en 280 kilos el peso total del vehículo para llegar a los 1,510 en vacío.

Es el primero en usar tecnología OLED

El GTS es considerado como el primer coche de producción en serie en montar la tecnología Organic Light Emitting Diode (OLED), misma que, a diferencia de los faros LED, ofrece una iluminación homogénea y funciones como antideslumbramiento en carretera y orientación adaptativa en curvas.

Esta ciencia de visión se hace presente en los grupos ópticos delanteros y traseros y según conocemos será la tecnología que nos iluminará en un futuro cercano.

Tiene un habitáculo de competencia

Su interior ahora se caracteriza por tener materiales duros al tacto. Los asientos convencionales dejan paso a unos “baquet” de carreras terminados en fibra de carbono y Alcántara, el volante se forra en el mismo material y los elementos del tablero central colaboran para dar una apariencia más dinámica.

Gracias al paquete “Clubsport”, se monta una jaula antivuelco que mejora la rigidez y la seguridad interna, un extintor de emergencia y unos arneses de seis puntos de sujeción.

Motor de 500 caballos

Los metales del GTS reciben una interesante puesta a punto en los turbos para superar por casi 100 caballos al M4 original. Obviamente se dispone del mismo 3.0 litros L6 bi-turbo de BMW, aunque ahora se acopla a una caja automática M DKG con siete marchas.

La aceleración 0 a 100 km/h es de 3.8 segundos (4.1 segundos del M4), y la velocidad máxima está limitada electrónicamente hasta los 305 km/h.

Proviene del M3 GTS

El GTS del M3 Coupé era un coche de carreras homologado para calle; portaba un V8 con 450 caballos en equipo con 1,500 kilos que según dicen, colaboraban magníficamente en circuito.

Años después BMW nos trae al mercado a este M4 GTS, con el que definitivamente busca encontrar las mismas glorias que le regaló aquel M3 naranja con alerón y rines negros.

Costará alrededor de 2.5 millones de pesos

Conocemos que se pondrá a la venta en la primera mitad de 2016 y que su producción estará limitada, lo que no sabemos es su precio final, aunque calculamos una cifra cercana a los 2.5 millones de pesos.

Aún no tenemos información sobre si llegará a México, pero si lo hace sería con muy pocas unidades, algo parecido a lo que ocurrió con el Porsche 911 GT3 RS, el cual únicamente llegó en 21 unidades a nuestro país. ¿Quién dijo yo?

;